Por LIZETH TORRES CONSUEGRA
DD | Barranquilla
Twitter | @LizethTorresC

El triunfo del Junior de Barranquilla 2x0 sobre Millonarios tuvo el sello Luis Amaranto Perea. El DT, consciente de las especulaciones sobre si una derrota ponía en riesgo su continuidad en el banco tiburón hizo cambios en la nómina, en el planteamiento y las sustituciones que sí surtieron efecto. Esto no solo permitió que el tiburón se sacudiera de la mala racha tras dos derrotas consecutivas (vs. Deportivo Cali y Boyacá Chicó, sino que se viera una mejor versión en su fútbol. Junior deberá volver a Tunja, el sábado, a partir de las 8:00 PM, esta vez enfrentando a Patriotas FC con la obligación de ganar para seguir recuperando el terreno perdido.

En medio de la presión por los malos resultados y con la especulación sobre su continuidad en el banco tiburón, Perea movió fichas en la alineación. El regreso de Gabriel Fuentes cayó muy bien en el sector izquierdo, apostó a los centrales Jefferson Gómez y Willer Ditta que hicieron un buen trabajo. Además, sorprendió con Vásquez, Ángel y Rodríguez en la zona de volantes que permitió solidez y mejor salida desde el fondo del campo. Y los 3 de ataque con un Hinestroza más activo por izquierda pero que no tuvo la misma respuesta en Teo y Sambueza.

Millonarios apeló a la presión alta, la misma fórmula que usaron Cali y Chicó para doblegar al Junior, pero pesaron las bajas de Uribe y Arango. Para colmo, sufrió a los 16 minutos la lesión muscular de Freddy Guarín que obligó al DT Gamero a cambiar un poco la idea.

El partido se fue tornando ríspido con el transcurrir de los minutos. Uno de los que sufrió mucho la pierna fuerte fue Sambueza.

Cuando todo pintaba para que el primer tiempo terminara sin goles, llegó primera anotación de la noche: la jugada nació por el sector izquierdo en los pies de Freddy Hinestroza, le pasó el balón a Teo Gutiérrez, pero este es rechazado defectuosamente por Elvis Perlaza. La pelota cae en Sambueza y este vio que Larry Vásquez llegaba solo. El volante remató, pero el balón rebotó en Felipe Banguero, el esférico le quedó a Fabián Viáfara que definió cruzado para el 1x0 parcial. Gol merecido para el equipo que mostró una mejor imagen en el primer tiempo.

Para el segundo tiempo, Millonarios le dio un susto tempranero al tiburón con un remate de Diego Abadía, solito ante la salida de Sebastián Viera que terminó desviado. Luego de esto, el visitante tuvo más posesión de pelota, pero sin profundidad. El DT Gamero hizo cambios en la delantera para lograr el empate con el ingreso del “Caballo” Márquez, pero con tan mala suerte que se lesionó luego de cometerle una falta a Didier Moreno, lo que hizo que claudicara cualquier opción ofensiva de Millonarios.

Por los lados del Junior y en vista de que perdió el balón, el DT Perea movió sus fichas. Sacó a un Larry Vásquez que tuvo su mejor versión desde que llegó a Junior para ingresar a Didier Moreno. Luego, la mala suerte volvió a perseguir a Gómez, terminó lesionado para darle paso a un cuestionado Danny Rosero que, por esas cosas del fútbol, no tuvo problemas, por último metió a Edwuin Cetré para explotar su velocidad con un Millonarios jugado en el terreno del Junior. Los tres cumplieron, sobre todo Moreno y Cetré, ya de que ellos salieron la jugada del segundo gol. Un pase al vacío de Didier para Cetré que picaba por izquierda, este enganchó con un movimiento a Bréiner Paz, quedó mano a mano con Moreno y por entre las piernas del arquero visitante anotó el 2x0 definitivo que despertó la alegría de los jugadores y el alivio de Amaranto Perea quien festejó con Freddy Hinestroza.

Triunfo sin atenuantes, ante un rival con muchas bajas pero que plantó cara, todo un triunfo con el sello de Amaranto… apostó, ganó y puede respirar tranquilo. Un triunfo que puede ser bisagra para el resto del campeonato.

 
 
 
 

 

Copyright © 2020, Barranquilla - Colombia. Todos los derechos reservados.
Está prohibida la reproducción total o parcial de la página